Seguridad Domiciliaria

Método del Resbalón - Abrir una puerta con una radiografía

El método o técnica de robo de "El Resbalón" es sencillo y silencioso

Seguro que habéis escuchado alguna vez que hay personas que abren las puertas con una radiografía, con una lámina o con una tarjeta de crédito. Pues bien, este método de apertura de puertas es conocido como el método del resbalón y es uno de los más sencillos de ejecutar por parte de los ladrones.

Según los últimos informes policiales, el 60% de los robos en viviendas se suelen perpetrar utilizando el método del resbalón. Pero, ¿por qué se utiliza tanto esta técnica de robo?

Pues bien, la razón principal es que el resbalón requiere pocos recursos ya que solo necesitaremos una radiografía o una lámina que tenga cierta rigidez para introducirla por el marco de la cerradura y así abrir la puerta.

Con este método, la puerta se abre sin necesidad de forzar la cerradura por lo que hablamos de una técnica de robo muy sigilosa.

Muchos propietarios salen de casa y se olvidan de cerrar con llave o se dejan la puerta medio abierta, sobre todo en verano. Es en ese momento donde los ladrones aprovechan para ir probando piso por piso cuál es la cerradura más débil e intentar abrirla con el método del resbalón.

Cómo evitar el método del resbalón

Como veis, el método del resbalón se basa en un pequeño descuido por parte del propietario. Para evitar la apertura de la puerta sin permiso es necesario cerrar la puerta con llave. Si la cerradura está echada, el ladrón que introduzca la radiografía o tarjeta de crédito no podrá deslizarla entre los pistones y no conseguirá abrir la puerta.

Las personas mayores y los adolescentes son el objetivo de los ladrones que utilizan esta técnica de robo tan sencilla y sigilosa. Las personas que se encuentran en estos rangos de edad suelen ser más olvidadizos y tienden al descuido, por lo que muchas veces dejan la puerta mal cerrada o se olvidan de cerrar con llave.

La cerraduras de las puertas de Eurosegur están reforzadas y diseñadas para que el ladrón oportunista no lo tenga nada fácil a la hora de abrir la puerta, sin importar si está o no cerrada con llave. Además, algunos modelos de puertas llevan incorporadas una cerradura engranaje, ideal para aquellas personas que les cuesta cerrar con llave ya que su mecanismo permite cerrar sin demasiado esfuerzo.

Debes tener en cuenta que la seguridad es la unión entre un buen sistema de protección como una puerta acorazada y un compromiso o responsabilidad por todos los miembros de la familia.

Comparte este artículo

Añadir un comentario:

Nombre:


E-Mail:

Comentario:

Enviar >