Seguridad Domiciliaria

Qué es el resbalón de una puerta y para qué sirve

Resbalón de una puerta: Definición y usos

El resbalón de una puerta es un mecanismo que sirve para cerrar la puerta cuando cerramos sin llave, mediante un portazo. Este mecanismo es fundamental para el cierre de la puerta, ya que permite que la misma quede encajada en el marco y no se pueda abrir sin llave.

El mecanismo de resbalón de la puerta se puede desactivar o activar con la manilla o con la llave. Este sistema de seguridad tan básico funciona gracias a un muelle que sujeta la puerta.

No obstante, al ser un sistema tan simple para cerrar la puerta, no nos asegura una protección frente a ataques externos ya que es fácilmente violable por un ladrón oportunista.

Siempre que cerremos la puerta de entrada de nuestra vivienda, debemos echar el cerrojo para evitar sorpresas. El resbalón es el primer nivel de seguridad de una puerta, pero es claramente insuficiente por lo que debemos protegernos con elementos adicionales para evitar ataques externos.

Resbalón averiado o roto: cómo arreglarlo

El resbalón de una puerta es un pieza imprescindible para la seguridad, pero hay veces que se avería o rompe y deja de encajar en la puerta. En este caso, debemos contactar con un cerrajero de forma inmediata ya que es posible que tengamos problemas a corto plazo con la apertura y el cierre de la puerta.

En el caso de que el resbalón de la puerta esté atascado, corremos el riesgo de quedarnos encerrados en la vivienda o de no poder entrar en ello incluso teniendo llaves del inmueble.

Si el resbalón de la puerta no encaja bien, podemos engrasar con polvo de grafito para que la lubricación permite una apertura y un cierre sin roces.

Sin embargo, hay casos en los que el problema viene derivado de las bisagras de la puerta o del marco, por lo que lo más interesante es contactar con un cerrajero para que revise el resbalón.

Comparte este artículo

Añadir un comentario:

Nombre:


E-Mail:

Comentario:

Enviar >